Masaje erótico: Cómo hacer disfrutar a tu pareja

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
masaje erótico

Un masaje erótico no solo fortalece la relaciones íntimas entre tu pareja y tú sino que aporta múltiples beneficios tanto para el cuerpo como para la mente. En este post queremos explicarte cómo hacerlos correctamente para sacar el mejor provecho.

¿Cómo realizar un masaje erótico?

El espacio es importante

Lo primero que debes saber, es que el lugar donde vayas a realizar el masaje erótico debe de estar condicionado al ambiente que va a generarse. Nos referimos a que no le falte de nada a la atmósfera. Puedes preparar la habitación con unas velas, incienso y música chill out relajante. La temperatura también es muy importante, de forma que no puede hacer frío ni calor. Tu pareja tiene que sentirse cómoda y bien relajada para poder disfrutar de este masaje erótico.

Seguidamente pon una toalla sobre la cama, para no manchar la colcha. Ten a mano una toalla extra, aceite de masaje, lubricante y los objetos que encuentres necesarios.

¿Por dónde empiezo?

La mejor manera de realizar el masaje erótico a nuestra pareja es empezando por la cabeza. La persona que recibe el masaje debe estar tumbada boca arriba. El que lo da debe ponerse, a ser posible, detrás de la cabeza. Si no puedes ponte al lado.
Comienza realizando el masaje por la frente, de forma suave y lenta, realizando pequeños movimientos circulares con la yema de los dedos. Después realizalos en la sien y la parte de la nuca y la cervical. Se puede ir variando de intensidad y presión.

Si quieres, puedes realizar movimientos por la cara, pómulos, nariz y labios. Eso le relajará muchísimo.

Mensaje erótico

¿Cómo continúo?

Al terminar con esta zona, pediremos a nuestro acompañante que se dé la vuelta y se coloque boca abajo. Empezaremos a trabajar la zona de la espalda, desde la parte trasera de las orejas, pasando por el cuello, hombros, lumbares hasta llegar a las nalgas.


Añadiremos un poco de aceite para que la piel resbale mejor y el movimiento sea más intenso. En la espalda podemos presionar más fuerte y apretar en las zonas que encuentres que están más cargadas para liberar un poco los nudos y las tensiones acumuladas. Podemos realizar movimientos con los dedos, las manos y los codos, siempre que la presión no sea muy fuerte. No olvides que puedes realizar caricias y hasta besar la piel de tu pareja para hacerlo más erótico.


Seguidamente, puedes bajar por las piernas y hacer un masaje en los muslos, bajando por los gemelos y hasta llegar a los pies. Puedes estar más tiempo masajeando los pies, ya que es una zona que suele gustar y relajar a muchas personas. Piensa que los pies están conectados todos los órganos del cuerpo, lo que resulta muy relajante y beneficioso. Realiza movimientos suaves, presionando los dedos de los pies, la planta de los pies y el talón.


¿Y ahora?


Pídele a tu pareja que se dé la vuelta y vuelva a colocarse boca arriba. Entonces empezaremos a masajear los brazos y las manos suavemente.
Seguidamente pasaremos a masajear el pecho. Realiza movimientos circulares en los pezones, tanto en hombres como en mujeres. Echa más aceite y si lo deseas puedes chupar y humedecer sus pezones con la boca. Esta es una zona muy susceptible llena de terminaciones nerviosas. Lo que aumentará el placer en tu pareja.


¿Cómo sigo?


Ahora sigue bajando hacia el abdomen. La zona del vientre es también muy placentera y despertará el deseo sexual en tu pareja.
Llegó la hora de realizar el masaje en los genitales. Recuerda que un buen masaje erótico y una buena lubricación genital ayudará a tener un sexo muy placentero.


Si es chico, no olvides masajear los testículos lentamente mientras que con la otra mano le masturbas suavemente. Puedes masajear la zona cercana al ano, eso les dará mucho placer, pues tienen el punto G muy cerca. Cuando esté totalmente erecto podrás hacerlo más rápidamente o si quieres podrás hacerle una felación hasta que llegue al orgasmo.


Si es chica, empieza por masajear la zona baja del abdomen ahí se encuentran muchas terminaciones nerviosas. Después sigue bajando y lubricate los dedos para empezar a masajear el clítoris. Cuando éste esté más grande y erecto significará que lo está gozando. Aunque solamente con la respiración y los movimientos del cuerpo empezarás a notar como su energía se eleva.

Ahora si quieres podrás introducir un dedo en su vagina, suavemente, a los segundos podrás introducir un segundo dedo a ver como reacciona. Si la chica es más clitoriana podrás pasar tu lengua y succionar su clítoris. ¡Eso le encantará! Luego continua hasta que ella te lo pida. Si tienes una mano libre, podrás masajear a la vez un pecho. Llegará al mejor orgasmo de su vida.

masaje erótico


No olvides que, una vez terminado el orgasmo masajear “muy suavemente” la parte genital, para acabar de relajar el músculo. Besarlo y acariciarlo.

Si te ha gustado este post de Masajes eróticos, te recomendamos que leas también cómo aumentar el placer con los masajes tántricos.

 

Haz un comentario
Pink Sapphire Massage

Pink Sapphire es un centro de masajes en Barcelona especializado en masajes tántricos, sensuales y de pareja.

Últimas publicaciones
¡Reserva tu cita!

Pide cita y disfruta de tu masaje erótico llamándonos al

¡Pide un masaje relajante ahora!

1
Hi, how can we help you?